OBAMA PROMUEVE MATRIMONIO HOMOSEXUAL A LOS NIÑOS DE LAS NACIONES

OBAMA PROMUEVE MATRIMONIO HOMOSEXUAL A LOS  NIÑOS DE LAS NACIONESEl presidente Obama envió un claro mensaje a los niños de nuestro país mediante la validación de la homosexualidad y el matrimonio del mismo sexo.  El Presidente de los Estados Unidos dejó en claro que apoya el "matrimonio del mismo sexo". Esta es una reflexión sobre el deslice moral continuo en el liderazgo de nuestra nación. El presidente Obama necesita de la oración. Su punto de vista es simplemente erróneo y refleja sus más profundos valores fundamentales.

Lo que una persona valora se refleja en su carácter. Los valores definen las creencias, los reinos, culturas, grupos de personas, y el propósito. Los valores personales reúnen las personas y los valores personales dividen a las personas. Para algunos Cristo es una piedra de tropiezo. Para otros, es la luz del mundo. Valores iluminan nuestro sendero, establecen nuestro curso e influyen en nuestras vidas. Pocos quieren un líder que se opone a los valores cristianos y abraza los valores de Sodoma.

En riesgo están ahora los jóvenes que admiran la oficina del presidente. Esta oficina lleva una tremenda influencia y responsabilidad. Los padres, maestros, líderes cristianos tienen ahora la responsabilidad de enseñar a sus hijos lo que está bien y qué está mal. La homosexualidad es bíblicamente incorrecta. Matrimonio entre homosexuales está mal. Independientemente de lo que el presidente Obama dijera "el matrimonio" es entre un hombre y una mujer. Punto.

La revista Weekly Standard escribió acerca de la postura política del presidente Obama respecto al matrimonio homosexual:

"De hecho, Obama no ha" evolucionado "-él ha cambiado su posición cada vez que su fortuna política le obligaba a hacerlo. Aspirando por el Senado estatal de Illinois, desde Chicago en 1996, se mostro a favor del matrimonio homosexual. "Estoy a favor de la legalización de matrimonios del mismo sexo", escribió en respuesta a un cuestionario en aquel entonces. En 2004, fue candidato al Senado de los EE.UU. y necesitaba hacer un llamamiento a los votantes a nivel estatal. Así que evolucionó y favoreció las uniones civiles pero se opuso al "matrimonio homosexual". En 2008, el candidato a la presidencia, dijo, "Creo que el matrimonio es entre un hombre y una mujer. Yo no estoy a favor del matrimonio entre homosexuales. "Ahora, en 2012, enfrentado con una dura campaña de re elección en el que necesita ayuda de los partidarios activos del matrimonio entre homosexuales y habiéndoles decepcionado con su negativa a darles mayor apoyo, ahora si los apoya. Parafraseando a John Kerry, estaba a favor antes de estar en contra y antes de estar a favor otra vez."

Como cristiano, ¿cuántas veces ha cambiado sus creencias sobre la homosexualidad y el matrimonio homosexual? Las Escrituras declaran: "El hombre de doble mente es inconstante en todos sus caminos." También dice: "Limpia tus manos, pecador y purifiquen sus corazones ustedes gente de doble mente." El presidente Obama dijo que amigos, familiares, vecinos y su equipo presidencial, le ayudó a entrar a esta conclusión.

El Presidente expresó sus puntos de vista en la televisión nacional:

"Tengo que decirles que en el transcurso de varios años que hablé con amigos y familiares y vecinos (no Dios, el Espíritu Santo o la Biblia); cuando pienso en los miembros de mi propio personal que se encuentran en relaciones fieles del mismo sexo, los que están criando a niños juntos (el sexo homosexual no puede procrear hijos.), y cuando pienso en los soldados o aviadores o infantes de marina o marinos que están luchando (y muriendo) por mí y sin embargo se sienten restringidos e incluso ahora que la póliza militar de 'no preguntes, no digas "se ha ido, porque no se les permite unirse en matrimonio (unión civil no era lo suficientemente bueno) en este momento acabo de concluir que para mí personalmente es importante para mí seguir adelante y afirmar que creo que las parejas del mismo sexo deberían poder casarse. "

Nuestros valores cristianos no vienen de amigos, familiares o compañeros de trabajo. Provienen de la Palabra de Dios. En otras palabras, los cristianos, los que se han arrepentido de sus pecados, pidiéndole a Cristo que los perdonara, se arrepintieron de sus malos caminos e hicieron  de Cristo el Señor de sus vidas, se rigen por la Palabra de Dios.

Sus valores, cosmovisión, y la fundación deben de estar alineados con Cristo, la piedra angular. No sólo deben arrepentirse de sus pecados, sino que deben de  "dar frutos del arrepentimiento." No podemos ignorar las implicaciones cuando un líder nacional públicamente niega la verdad del Evangelio. Las Escritura declaran, "Porque la paga del pecado es muerte." Ser separado eternamente de Dios es mucho más importante que ganar el favor político. Jesús dijo: "Porque ¿qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo y perdiere su alma?" (Marcos 8:36).

La relación personal del presidente Obama con Cristo es entre él y Dios. No estamos considerando eso acá. Estamos analizando su aprobación de la homosexualidad y del matrimonio homosexual. Hablar abiertamente sobre este tema va a crear la oposición y la guerra espiritual. Aborrecedores de Dios atacarán al mensajero haciendo caso omiso de la verdad. Le llamarán de todo, desde homofóbico, de odio intolerante y de ser prejuiciado. Algunos cristianos le atacarán diciendo que es carente de amor y crítico.

Jesús vino al mundo para salvar a los perdidos, ofreciendo su sangre por la redención del pecado. Cristo ama al pecador pero no el pecado. La homosexualidad puede ser políticamente correcta, pero sigue siendo un pecado. Todos nosotros tenemos que tomar la decisión de alejarnos del pecado y seguir a Cristo y su Palabra. Juan escribió: "Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad" (1 Juan 1:9).

Los niños de nuestra nación necesitan que usted tome una posición por la justicia. Usted está llamado a ser luz, sal y la ciudad en una colina. Es dudoso que muchos predicadores en la televisión nacional o la radio aborden este tema, pero se puede. Dejemos a un lado la política y tome el tiempo para orar por nuestro presidente y, al mismo tiempo, defender a Dios, poniendo primero el Reino de Dios y "su justicia".

Profetas separen lo sagrado de lo profano y hablen a la nación. Pastores protejan a sus ovejas y hablen con su iglesia. Padres  hablen con sus hijos. Intercesores únanse a mí para orar por nuestro presidente, la nación y su liderazgo.

Juntos podemos hacer una diferencia.

(c) Apostle Jonas Clark

JonasClarkPeriscopeAd Website 02sm 

Module