Hacia la Transición Apostólica Por Jonás Clark

Nuestro mundo ha cambiado. Muchos viven de pago en pago. Nuestros ahorros se han ido. Nuestros fondos de jubilación 401ks ahora solo son  201ks;  o sea han bajado a la mitad. Nuestros hogares han disminuido su valor del 40% al 50% y todos los artículos de consumo han aumentado en sus costos. Los terroristas Musulmanes odian a nuestra Nación, a nuestra cultura, a nuestro Dios y nos mataran en cualquier oportunidad que tengan. La perdida de trabajos continua mientras las estructuras de gobierno están aumentando de tamaño. 

Estamos peligrosamente cerca a una crisis económica similar a la Gran Depresión. Los banqueros consiguieron su libertad bajo fianza por la impresión de más dinero por el Sistema de Reserva Federal (FEDS)- con 7.2 trillones prometidos – como nunca antes y con los contribuyentes se pagara la cuenta. La atención médica se ha nacionalizado. Al mismo tiempo,  en el ambiente eclesiástico Cristiano, los Pastores están dejando los Ministerios y las iglesias están perdiendo sus edificios. Las malas noticias son abundantes. Amigos, Es evidente que el liderazgo que estaba jugando a montar estructuras de iglesia ha decaído y sólo el verdadero liderazgo ungido por Dios sobrevivirá.

Hacer la transición apostólica será la clave para su victoria. La revelación acerca del ministerio apostólico vino a mí alrededor de 1996. Otros pueden haber recibido una comprensión temprana, pero ese es el momento en que el Espíritu Santo empezó a tratar conmigo. Durante los últimos 10 años muchos han enseñado varias cosas acerca del ministerio apostólico y tristemente algunos lo han promocionado como cualquier otra novedad pasajera. Bueno, ahora la novedad se ha acabado y el modelo apostólico del ministerio es tan importante como siempre. Yo diría que es vital el fortalecimiento de cada creyente e iglesia local. Es también importante para usted como Ministro del Evangelio del Reino y como individuo que quiere hacer una diferencia con su vida. Usted necesita la Gracia Apostólica, luego hablaremos más acerca de eso.

En el inicio de nuestra transición hacia un modelo más efectivo de Ministerio, oramos, consultamos con otros líderes, comparamos notas, estudiamos las Escrituras y pudimos llegar a conclusiones bíblicas acerca de la Iglesia en el Nuevo Testamento. Entre ellas el entendimiento de que el patrón para la iglesia local es encontrado dentro del Nuevo testamento.

Imagínese esto! Allí descubrimos que la Iglesia con liderazgo Apostólico es el único modelo para la iglesia del Nuevo Testamento. Esto reto nuestras ideas preconcebidas porque el único modelo que  conociamos  era el del Pastor como líder único del Ministerio.

Dentro del modelo pastoral el pastor hace casi todas las funciones del ministerio. Aquellos de ustedes que todavía están estancados en el modelo pastoral saben de lo que estoy hablando. El único requerimiento de las personas era  atender fielmente a los servicios, servir donde se le necesitara (o implorara) y pagar diezmos mientras  esperan por el rapto. Ahora, sabemos que este modelo formado del ministerio era deficiente y solo preparaba a las personas para ir al cielo y no  a como vivir aquí en la tierra. Ellos eran espectadores quienes venían a la iglesia solamente para recibir las bendiciones. Esta es la razón por la cual el modelo pastoral del ministerio no funciona y las iglesias no están sobreviviendo a los ataques de nuestra generación.

La verdad es que Cristo quiere preparar a su iglesia para ser edificadores, restauradores y gobernadores. Yo hablo acerca de la naturaleza apostólica en mi libro ¨Ministerio Efectivo Y Los Creyentes.¨ Estas tres palabras capturan la naturaleza apostólica de la iglesia y su fundador. Jesús es el sumo sacerdote apostólico de su iglesia.

A medida que el tiempo avanzo nosotros aprendimos que en el Nuevo testamento no habían iglesias fundadas  por pastores si no por apóstoles. Esto nos forzó a estudiar las diferencias entre las funciones del ministerio del  apóstol con las del ministerio pastoral. También necesitábamos saber cómo eso nos ha afectado individualmente como creyentes.

Lo que nosotros encontramos fue que la gracia apostólica es muy diferente y cuando se trabaja junto con los otros cinco dones de ascensión, equipan y habilitan a cada quien, para hacer lo que Dios les ha llamado a hacer como miembros particulares en el cuerpo de Cristo e imparte una actitud de ser  enviado a invadir, ocupar e influenciar al mundo para Cristo. Esta gracia produjo una fuerza espiritual nunca antes vistas en los creyentes. Estas palabras equipar, habilitar y enviar  son los resultados de la gracia apostólica trabajando en la vida de los creyentes.

En el inicio nosotros enfrentamos muchas luchas. Yo lo estimo como una lucha para la libertad; para liberarnos de la esclavitud de los espíritus religiosos que han adormecido a la iglesia por los últimos dos mil años.

Dado que muchos de nosotros venimos del modelo de las iglesias pastorales luchamos para ganar un entendimiento del modelo de las iglesias apostólicas con apóstoles establecidos. Aparte de  referencias bíblicas históricas  tuvimos pocos  modelos modernos para ayudarnos.  De hecho a muchos se les dijo que ya no existían los apóstoles hoy en día. Sin embargo hemos aprendido algunas cosas. No lo sabemos todo pero el modelo apostólico está viniendo en conjunto poco a poco a medida que ponemos en práctica lo que hemos aprendido. Mi oración es que modelos de iglesias locales apostólicas sean construidas en todo el mundo y sea más fácil transferir sus fundamentos a aquellos a venir en el futuro.

Hoy nosotros entendemos que las iglesias son fundadas o dirigidas por apóstoles quienes trabajan juntos con otros apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros dentro de la iglesia local para equipar a los creyentes para la obra  del ministerio. Esta es una declaración fundamental y repetida mucho hoy en día. Sin embargo la pregunta es: ¨ ¿Cual es la obra del ministerio?¨ Después de años de predicar y enseñar es esto lo que yo creo; la obra del ministerio está hecha a la medida del individuo. Todos somos únicos con dones particulares y gracia en nuestras vidas. Toma tiempo descubrir un propósito especifico, pero la gracia apostólica realmente ayuda a las personas a encontrarlo.

La obra del ministerio incluye deberes dentro de la iglesia local, pero más importante los ministerios fuera de la iglesia local. Es afuera de la iglesia donde los apóstoles equipan a los hijos e hijas de Dios para que tengan éxito y hagan una diferencia con sus vidas.

Para ayudarnos a entender esto debemos de observar la naturaleza de la iglesia apostólica. Primero déjenme hacer un contraste de la iglesia pastoral. La Iglesia toma la naturaleza de su líder, si el líder es un Pastor entonces la Iglesia local adoptara la naturaleza pastoral. Por ejemplo: consejos tiernos y compasión.

Estas son grandiosas cualidades pero lo que necesitamos es un entrenamiento de guerreros para golpear la oposición espiritual que enfrentamos básicamente a diario. También necesitamos ser entrenados para gobernar.

Por favor pastores no se molesten conmigo porque digo estas cosas porque yo los amo y los quiero ayudar para que vengan a su  llamado más alto también. Estudien los detalles apostólicos. Lean todo lo que este a su alcance. Aprendan de aquellos que en realidad han edificado algo. Eviten la red de apóstoles que trabajan con Jezabel. Estudien todos los cinco dones del ministerio para que puedan enseñar sus diferencias a quienes están en su ministerio. Cuando las personas entienden las diferencias ellos pueden sacar conclusiones de ellas. Por ejemplo, ustedes no pueden extraer la gracia pastoral de un profeta.

Hoy el Espíritu Santo esta retándonos de nuevo. Debemos de fortalecer la iglesia local y levantar fuertes guerreros espirituales para Cristo. Como ya he dicho yo, creo que la naturaleza de la iglesia apostólica gira alrededor de tres funciones importantes: edificar, restaurar  y gobernar. Todas estas tres son parte de la reconstitución de todas las cosas encontradas en Hechos 3:21. La iglesia apostólica no puede escaparse de este mandato. La palabra en griego de reconstitución es apokatástasis. Pase algún tiempo  estudiando esto. Cuando lo haga se abrirá un nuevo y completo mundo del ministerio y el entendimiento de su propósito.

Muchos de ustedes saben que nuestra nación  enfrenta y se dirige a momentos económicos duros. Esto no significa que usted tiene que volverse temeroso. Si usted se siente así entonces hay algo mal con su fundación bíblica. El temor no viene del Espíritu Santo. Jesús dijo ¨ Edificare Mi Iglesia y Las Puertas Del Infierno No Prevalecerán.¨ Como creyente quien pone el reino de Cristo primero tendrá una ventaja sobre los inconversos. Su ventaja es su habilidad para entender la verdad, use la palabra de Dios para gobernar su vida y que su dependencia en el Espíritu Santo le dirija y le guie en toda la verdad. Recuerde, usted puede hacer todas las cosas en Cristo quien le fortalece. Crea para oportunidades y prosperidad. Esta será su oportunidad para brillar. Use su entrenamiento de la palabra de Dios y haga una diferencia con su vida.

(c) Apostle Jonas Clark
www.jonasclark.com

 

Gathering the Remnant
JonasClarkPeriscopeAd Website 02sm 

Module

special report: spiritual warfare and armor of God